Lenore

"An anthem for the queenliest dead that ever died so young.
A dirge for her, the doubly dead in that she died so young... The death upon her eyes" (Edgar Allan Poe)

sábado, 29 de mayo de 2010

Vivir, morir.
Déjame reirme de eso.

La vida sigue, es cierto.
Pero todo se queda, todo se recuerda.

Y se atesora.

Tal vez las personas estan unidas por el destino,
tal vez por pura casualidad.
Pero eso siempre provoca grandes cambios en la vida.
Hermosos momentos, recuerdos.

¿Melancolica?
Tal vez
Pero estoy contenta de poder abrir los ojos.
Al menos por una vez.

jueves, 27 de mayo de 2010

Y la duda me carcome,
me destroza la voz,
me corrompe el alma.

¿La última sonrisa sincera?
No lo creo.

¿La última caricia?
Probablemente.

¿El último amor?
El último a quien le entregue todo.

-Y entonces la luz se escapó de sus ojos,
y volvió a ser una simple muñeca.

miércoles, 26 de mayo de 2010

¡Hombres!
Tan maravillosamente simples.

Vivo rodeada de ustedes,
y adoro a aquellos que me toman en cuenta.

Detesto a muchos de ustedes también.

Pero, ¿qué sería de nosotras sin ustedes?

miércoles, 19 de mayo de 2010

Por que la línea entre ambos se diluyó
y ahora no sé cuál es cuál.

Y la muerte viene a mi
y me hace compañía.

Y el amor se pone celoso
y se va con la agonía.

La amistad se enfurece
y trata de matar a la soledad.

Pero no funciona,
y ellos lo saben.
Y yo también.

miércoles, 12 de mayo de 2010

Ayer soñé que alguien moría.
Soñé que me quedaba sola.

Desperté en la madrugada,
ya no pude dormir.

Las pesadillas vuelven
y me da miedo
que se cumplan.

domingo, 9 de mayo de 2010

Hay un nuevo sentimiento
una mezcla entre celos y envidia;
entre enojo y tristeza.

¿Porqué?
¿Es que, acaso, la verdad miente?
¿Es por no saber lo que es?
¿Por quién?

Y me oprime la garganta
y el corazón se desgarra
entre la maldita incertidumbre,
entre la desconfianza,
entre el amor y la desgracia.

Y las lágrimas están a punto de salir
ahogándome en la soledad
torturándome en el alma:
donde nadie me puede ayudar.

Y la duda me carcome,
me corta, me desangra.
Pero me muerdo la lengua
y continuo sin palabras.

Porque este amor mío
que te entrego sin condiciones
es un amor que no se repite,
el primer gran amor.

domingo, 2 de mayo de 2010

Porque aunque llore por ti,
aunque sufra...
nada se compara al sentimiento
cuando estás ausente.